11 | 12 | 2017

El pasado  21 de enero de 2013 ha entrado en vigor la nueva receta médica privada, según lo establecido en el Real Decreto 1718/2010 sobre receta médica y órdenes de dispensación.  Hay un periodo transitorio hasta el 19 de marzo, fecha tope en que las oficinas de farmacia todavía podrán dispensar las recetas prescritas en los modelos antiguos.

Las recetas se encuentran disponibles en formato de papel o en formato pdf, y hay la posibilidad de solicitar las recetas de SOMAPA, que llevan incorporado el logotipo a los médicos que se encuentren inscritos en el registro de médicos de adicciones del Colegio de Médicos de cada provincia.

Las recetas se solicitan en el Colegio de Médicos, se encuentran numeradas y llevan un código de verificación electrónica (CVE), un código de barras asociado que anulado la receta al ser dispensada (al pasarle el lector en la farmacia), lo que impide que la misma receta o una copia de la misma pueda ser dispensada de nuevo en otra farmacia distinta.

Para poner en marcha todo este mecanismo, la OMC a creado una Plataforma Única de Prescripción que, adjudica el citado código de verificación electrónica (CVE), interrelacione los datos del médico prescriptor, los del colegio al que está adscrito y los datos identificativos de la oficina de farmacia que ha efectuado la venta, en una central de datos. Una vez realizada la venta, la receta queda anulada no permitiendo una segunda dispensación de la misma receta ni de una posible copia.